Ante las continuas noticias que desinforman sobre el verdadero trabajo de nuestra compañera y concejala del Distrito de Usera, Rommy Arce, desde Ahora Madrid queremos manifestar públicamente nuestro total apoyo a su trabajo y al del resto de trabajadores de la Junta Municipal de Usera.

Todos y todas sabemos que Usera ha padecido muchísimos años de abandono por parte de las anteriores corporaciones dirigidas por el Partido Popular. Sin embargo, los años de inacción frente a las necesidades de los vecinos y vecinas se han acabado gracias al gobierno de Ahora Madrid en este Junta y eso es innegable. Así, desde el comienzo de la legislatura la prioridad de Arce y de su equipo de vocales vecinas ha sido conocer y abordar todos los problemas del barrio atendiendo las demandas y soluciones propuestas por las entidades vecinales. De este modo, los trabajadores y trabajadoras municipales han podido trabajar con ahínco para solucionar el desequilibrio territorial que presenta el distrito frente a otros y han manteniendo a las asociaciones de vecinos al día con las últimas novedades sobre plazos y avances de las actuaciones, siempre en la medida de lo posible y de acuerdo a los tiempos que muchas veces marcan las áreas del Ayuntamiento implicadas en las acciones a ejecutar.

En estos días hemos podido escuchar que nuestra concejala no lidera proyectos y que nada sale adelante en Usera. Nada más lejos de la realidad. Este distrito ha sido pionero en participación ciudadana, siendo uno de los primeros en que se aplicaron los presupuestos participativos como experiencia piloto. La gestión del dinero público y el interés por fomentar la cultura en los barrios se ha materializado en la encomienda a la empresa municipal Madrid Destino cuyo resultado ha sido el Proyecto Mirador, que ha hecho de Usera el primer distrito, junto con Arganzuela, en tener una programación cultural municipal confeccionada entre entidades culturales y vecinos y vecinas del distrito sin mediación de intereses y/o empresas privadas. La falta de equipamientos dotacionales del distrito también ha sido una de las prioridades para esta Junta y las distintas áreas de gobierno: la biblioteca de San Fermín, el Centro Cultural y Juvenil de Zofío o el centro de interpretación medioambiental en la antigua iglesia Maris Stella son algunos de estos proyectos que veremos terminados antes de que acabe la legislatura. Y todavía hay más: nuevo espacio de Igualdad para el distrito, proyecto de intervención sociocomunitaria en La Perla, planes de barrio para Zofío y Orcasitas, Semana del libro, mejora integral del Parque de Pradolongo, aumento de los servicios de limpieza y concienciación en el cuidado del espacio público a través de Equipos de Actuación Distrital, césped para el campo de fútbol del Alzola y mejora de instalaciones deportivas como Orcasur o Moscardó y así un largo etcétera que demuestra que en Usera estamos trabajando sin descanso por mejorar los servicios públicos municipales y las condiciones de vida de su gente.

 

 

No obstante, entendemos que existen reivindicaciones vecinales que son de vital importancia para las vecinas y vecinos y que los tiempos de la administración nunca son tan rápidos como nos gustaría. En estos días en los que hemos hablado de lo que se está haciendo en Orcasitas, queremos recordar todos los avances que se están llevando a cabo en este barrio en particular.

La reivindicación de la Asociación de Vecinos de Orcasitas de disponer de un espacio propio en el Centro Cultural de Orcasitas ha sido defendida por Ahora Madrid con Rommy Arce al frente ante los ataques del PP. Es más que legítimo el derecho de la asociación a este espacio tras 25 años de cesión de uso y una trayectoria social que avala su continuidad. Sin ir más lejos, en octubre de 2016 Arce manifestó su compromiso por establecer otro convenio que garantice la seguridad y la labor de la asociación. Así, se han hecho todas las gestiones necesarias por parte de esta Junta para paliar la situación de precariedad en la que se encontraban estas vecinas y darle solución a través de la elaboración un convenio que garantice su derecho al uso del espacio, convenio que actualmente se encuentra bajo la supervisión de los servicios jurídicos de alcaldía y que esperamos entre en vigor en un breve espacio temporal.

 

 

También es prioritaria la reforma del campo de fútbol, dada la labor social que con los más jóvenes del distrito se lleva a cabo a través del deporte en este espacio. Al igual que el del Alzola, que ya tiene su césped instalado, este campo verá pronto como los chavales y chavalas del barrio juegan sobre hierba. Esta Junta ya ha conseguido el traspaso de la titularidad del terreno de la Comunidad de Madrid al Ayuntamiento. Tras este arduo trámite – con la Comunidad de Madrid ya se sabe – la Junta ha comunicado en diversas ocasiones a la AAVV de Orcasitas la reserva de presupuesto para la misma en el marco del Fondo de Reequilibrio Territorial del próximo año y se ha preparado un calendario de reuniones entre los servicios técnicos municipales y la agrupación deportiva Orcasitas para que el futuro campo de fútbol sea el que las vecinas requieren. Y hablando de la Comunidad de Madrid, este ayuntamiento le ha trasladado ya a esta administración otra demanda histórica: la de una residencia pública y de proximidad para la tercera edad en este barrio. De hecho, el grupo de Podemos en la Asamblea de Madrid trasladó esta petición como enmienda a los presupuestos de la Comunidad de este año, aunque esta fue rechazada por el Partido Popular.

 

 

La remodelación de la Plaza de la Asociación y el Parque de Meseta también es uno de los proyectos prioritarios para Usera. La licitación que permitirá la reforma de la plaza ya está abierta, por lo que podemos estar seguros de que en 2018, y siempre que Montoro no ponga más impedimentos a las inversiones que el Ayuntamiento de Madrid está realizando, veremos una plaza con mejores plantaciones, praderas de césped y mejor accesibilidad para todas las personas. Lo mismo con el proyecto de rehabilitación del parque, que está en fase de supervisión por el Área de Medio Ambiente, encargada de la ejecución.

 

 

Nos sumamos a las reivindicaciones de las asociaciones de vecinos,  tienen el derecho y el deber de hacer valer las reclamaciones del tejido social. Su labor ha sido imprescindible en todo este tiempo de dejadez de los consistorios del PP para dar voz a vecinos y vecinas, en reconocer las carencias y las necesidades del barrio. Para ello precisamente nos hemos puesto a trabajar. Ahora solo queda que todos y todas trabajemos a una y juntas por la mejora del distrito con la paciencia que se requiere ante procedimientos más lentos de lo que nos gustaría.