Desde Ahora Madrid condenamos la agresión sufrida durante el pregón de La Melonera y apoyamos a todas las compañeras y vecinas que trabajan por la convivencia en Arganzuela y Usera

En la noche del jueves 6 de septiembre, durante el pregón de las fiestas de La Melonera del distrito de Arganzuela, un grupo de vecinos y vecinas acudieron a expresar sus reivindicaciones, algo legítimo en un espacio público y de acuerdo con el derecho a la libertad de expresión. De igual manera, vecinas presentes en el recinto ferial que querían escuchar el pregón pidieron silencio y mostraron discrepancia con la forma provocadora e intimidatoria en que se llevaba a cabo la protesta, siempre desde el respeto y el diálogo pacífico.

No obstante, una de las personas presentes en la protesta decidió agredir a una vecina propinándole una patada y causándole diversas lesiones. Nuestra compañera, de 70 años, tiene una costilla rota, según recoge el parte médico dispuesto por el Hospital 12 de Octubre al que tuvo que acudir de urgencia.

Desde Ahora Madrid queremos condenar estos hechos y recordar que la participación política solo puede entenderse desde la tolerancia y la convivencia. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid y la Junta del Distrito de Arganzuela, con la compañera Rommy Arce, está siempre dispuesto al diálogo y a atender reclamaciones, quejas y demandas de la ciudadanía y las asociaciones vecinales. Exigimos y recordamos la correponsabilidad de todos los grupos ciudadanos y políticos para exigir el respeto que merecen todos los vecinos y vecinas, los vocales vecinos y la propia concejala.

Nos preocupa que colectivos violentos no reconocidos se escuden en demandas vecinales para generar un clima de agitación y crispación que deriva en actos violentos. La agresión del jueves sucede a otras situaciones que ensombrecen la convivencia y deslegitiman el ejercicio democrático de la protesta.