La alcaldesa de Madrid ha participado hoy en el I Encuentro Municipalista Internacional, que acoge en Barcelona a 700 activistas de más de 180 ciudades del mundo para afrontar en común retos globales como la desigualdad, la violación de los derechos humanos, el cambio climático o la vulneración de los derechos de las personas migrantes y refugiadas. 

Barcelona, 9 junio 2017.-Tras dos años de gobiernos municipalistas,  representantes y activistas  de candidaturas ciudadanas han decidido reunirse e intercambiar reflexiones en el I Encuentro Internacional Municipalista en Barcelona. Durante 3 días representantes de las candidaturas ciudadanas de 180 municipios se reúnen en un espacio de reflexión y de intercambio sobre este movimiento político que nace desde las ciudades y que tiene como objetivo la profundización democrática y ciudadana.

En el acto inaugural han participado políticas y alcaldías de candidaturas de Filadelfia, Belo Horizonte o Rosario, así como alcaldes españoles como Xulio Ferreiro (Coruña) Martiño Noriega (Santiago) o Pedro Santiesteve (Zaragoza).

Han sido las regidoras de Madrid y Barcelona las encargadas de inaugurar la jornada, en un acto público a las 7 pm en la Plaça des Angels. Tanto Ada Colau como Manuela Carmena se han referido a la importancia de la feminización de la política y a los puntos en común que unen sus candidaturas como son el respeto de los derechos humanos, la política de los cuidados y acogida de migrantes y refugiadas, la lucha contra el cambio climático o la desigualdad. Todos estos retos políticos justifican una alianza global de las ciudades para cambiar la agenda y poner a las personas en el centro de las políticas.

Durante el acto ambas alcaldesas reivindicaron el papel de los municipios en el nuevo orden democrático y la necesidad de “ciudades sin miedo” que resistan antes las políticas autoritarias del PP que pretenden restar peso a lo local. “ Lo estados no tienen capacidad de resolver, son muy lentos y burocráticos. De ahí la importancia de las ciudades que tienen un papel global”, explicó Colau.

“La ciudad es el lugar para cambiar las cosas. En las ciudades se genera indignación y eso es positivo -apostilló Carmena-. Se cambia el mundo a través de la indignación”

A pesar de la ilusión, la regidora de Barcelona también quiso recordar que la llegada a las instituciones de la ciudadanía ha tenido momentos complejos “La institución está anticuada. Está llena de burocracia. Para hacer política transformadora hay que romper con esto” .

Como reza el lema del encuentro, “Fearless Cities” servirá de laboratorio de ideas para combatir los miedos que se han instaurado en nuestras ciudades. “La ultraderecha, Trump y el Brexit son hijos del miedo”-indicó Colau- “Hay que convertir el miedo en esperanza en común”.