Durante el pasado fin de semana algunas vocalías vecinales de Ahora  Madrid hemos tenido la oportunidad de participar en el Encuentro Fearless Cities (Ciudades sin miedo), la “Primera Internacional  Municipalista”, organizado por Barcelona en Comú en la capital catalana.  Durante tres días hemos podido disfrutar de la presencia de más 600 participantes, de 180 ciudades, de 50 países y de 4 continentes. Tres días compartiendo experiencias que nos demuestran que algo está cambiando en el mundo y que es nuestra labor la de seguir tejiendo “redes globales de solidaridad y esperanza entre ayuntamientos y ciudadanía”.

Ahora más que nunca, en un contexto global en el que la xenofobia, el racismo y el autoritarismo están aumentando, en el que las desigualdades se encuentran cada vez más polarizadas, son las ciudades las verdaderas encargadas de impulsar los avances en democracia y justicia desde lo local, junto a la ciudadanía.

El encuentro de Barcelona no supone más que el “pistoletazo” de salida hacia la construcción global del municipalismo. Algunas ideas clave podrían enumerarse en los siguientes puntos:

 

  • La llegada de los llamados Ayuntamientos del cambio es un fenómeno que trasciende las fronteras. Estos días hemos constatado que no son hechos aislados, y que independientemente de los contextos políticos de cada territorio, las ciudadanas del mundo consideran los espacios urbanos un buen lugar desde el que defender los bienes comunes.
  • Es en las ciudades donde los graves problemas del mundo (la desigualdad, la pobreza energética, el acceso a la vivienda, el cambio climático, la especulación financiera o la pobreza, entre otras) se materializan y afectan nuestras vidas. Es desde donde las ciudadanas organizadas estamos identificando a los responsables de estos problemas y dando soluciones a desafíos en los que se traducen de manera muy parecida en nuestras calles.
  • Hay elementos análogos a los movimientos municipalistas que nos recuerdan a nuestras propias experiencias y que nos dan pistas de cómo y hacia donde avanzar: hemos escuchado y aprendido mucho sobre las confluencias, sus modelos, así como de sus éxitos y sus fracasos.  Hemos compartido sobre la necesidad generar espacios en los que esté presente la generosidad y los cuidados, experimentando nuevas maneras organizativas más híbridas y más novedosas, permitiendo que en muchas ciudades se construyan proyectos municipalistas heterogéneos, abiertos y desbordantes. Porque es necesario hacer políticas de mayorías, tener apertura y buscar lo común en la diversidad. Debemos comprender que somos el 99% y que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.
  • Hay muchas ciudades que llevan tiempo trabajando en red, apoyándose y compartiendo. Nos ha gustado reconocernos en la Red de Ciudades a nivel del estado español y nos ha gustado lo operativo del encuentro. Nos parece crucial para nuestro día a día el tener un espacio donde levantar la mirada y hacer red. Nos sirve para avanzar sin empezar de cero incorporando las experiencias de otras ciudades.
  • Por último, nos gustaría resaltar que es una gran victoria de todas y todos que el discurso feminista es ya parte fundamental de todos nuestros haceres y decires. Que la feminización de la política no es sólo que nuestras alcaldesas sean mujeres, sino que es un discurso presente y que ha impregnado todos y cada uno de los talleres, las ponencias, comidas y pasillos… El feminismo es ya una visión transversal a todos los debates, así como lo ha sido el ecologismo.

 

Frente a las lógicas de la construcción de ciudades únicamente productivas, queremos ciudades reproductivas, en las que se pueda desarrollar la vida y que tal y como finalizaba Yayo Herrero: “Necesitamos construir un proyecto de mayorías que tenga por objetivo cuidar la vida”.

Lucía Lois, portavoz adjunta de Distrito Centro; Belén Municio, portavoz del distrito de Usera; Irene R. Lorite, portavoz de Distrito Centro; Rodrigo Rodríguez, vocal vecino del distrito de Retiro.