El pasado 1 de julio, colectivos del movimiento LGTBIQ español, organizaciones políticas, sindicatos e instituciones públicas y privadas junto a más de un millón de personas participaron en  la manifestación que recorrió el Paseo del Prado y Recoletos, desde Atocha a Colón, para reivindicar los derechos LGTBIQ en todo el mundo.

La primera manifestación del orgullo en 1977, en plena transición, marca el inicio del movimiento LGTBIQ en España, un movimiento rico y diverso que ha luchado para poner la reivindicación de los derechos LGTBIQ en la agenda política y así dar la vuelta a un país que encarcelaba, marginaba y perseguía a las personas. La plataforma 28J que integra a más de una veintena de asociaciones y colectivos, se deja la piel día a día para visibilizar la diversidad de nuestra sociedad, defendiendo los derechos de todas y todos  frente a formas intolerantes marcadas por el odio a la diversidad.

Además, a lo largo de diez días Madrid se ha llenado de los colores del arco iris. Conciertos gratuitos al aire libre, siete escenarios diferentes, fiestas, arte, cultura y deporte inundaron las calles del centro en torno al barrio de Chueca. Pero no solo el centro de la ciudad ha celebrado el Orgullo, los barrios y distritos han levantado sus banderas en un Orgullo Periférico, descentralizando la reivindicación y llevándola a distintos barrios de la ciudad

Durante estos días Madrid no solo ha celebrado la fiesta del Orgullo, también ha demostrado que es una ciudad diversa, que reivindica y trabaja para garantizar los derechos de todas y todos. Derechos que durante muchos años han sido negados a muchas y muchos de nosotros. Derechos que se han visto violados y que aún hoy se violan con golpes e insultos de odio. Pero la lucha sigue y Madrid, a lo largo de estos días, ha sido epicentro de esa lucha.

Queremos agradecer a los colectivos, entidades y organizaciones que han dado forma  al World Pride 2017. Felicitamos a los servicios de seguridad y emergencias, por garantizar que hayamos podido reivindicar los derechos LGTBIQ en libertad, y  a los servicios de limpieza y recogida, por su buen funcionamiento. Gracias al comisionado municipal del World Pride 2017 y a todos los técnicos y funcionarios que han trabajado para llenar nuestras calles de reivindicación y fiesta.

Gracias a las miles de personas que nos han visitado para compartir la lucha por los derechos de todos y todas. Y sobre todo gracias a la ciudadanía madrileña por saber acoger, por su diversidad y por su compromiso.

Gracias Madrid por hacernos sentir orgullosas de tu diversidad.