Ahora Feminismos ha estado trabajando en establecer un marco apropiado para atajar las violencias machistas, tanto en la movilización social junto al resto de compañeras del Movimiento Feminista, como en las instituciones, aportando al programa de Ahora Madrid perspectiva de género y trabajando por la transversalización del feminismo en todas las áreas y distritos. Gracias a este trabajo constante y sin pausa han surgido iniciativas interesantes tanto en los distritos, con las campañas contra las agresiones machistas en espacios públicos, como en las áreas de gobierno.

Hoy, 31 de marzo, Javier Barbero, concejal del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, ha presentado el Plan Director de la Policía Municipal. Barbero lleva trabajando con perspectiva feminista desde el primer día, como se plasma en el modelo de ciudad Madrid, ciudad de los cuidados. Bajo este prisma el Plan Director es un paso adelante en el compromiso de abordar las violencias machistas de forma integral, respetando a las víctimas y sus derechos. Un gran cambio con respecto a políticas pasadas que afrontaban el problema aplicando recortes mientras se hacían declaraciones institucionales en fechas señaladas.

El Plan Director, en su capítulo 4, desagrega las violencias machistas, abordando cada una de forma específica y, por primera vez, se visibiliza y se actúa ante la violencia sufrida en parejas del mismo sexo o entidades no normativas, actualizándose, así, a las nuevas realidades que presenta la diversidad familiar y situando Madrid como una ciudad del siglo XXI.

Del programa de Ahora Madrid se asume el compromiso de dar formación específica a los actores que tratan a las mujeres, en este caso los agentes que las atienden, y se establecen relaciones fluidas entre la Atención a Víctimas de Violencia de Género y los Puntos Municipales del Observatorio para la Violencia de Género. Además se tienen en cuenta variables de violencia de género que poco a poco se van haciendo más visibles: la violencia ejercida de hijos a madres y la que ejercen los maltratadores a los y las menores para hacer daño a sus parejas.

Cabe destacar que incluye la necesidad de intérpretes para que las mujeres migrantes puedan denunciar con autonomía y libertad cualquier situación, tanto de violencia de género como de trata o explotación sexual, garantizando, así el derecho a entender y ser atendida. Además la persona que traduzca contará con formación en feminismo y violencias machistas para que la labor de psicólogas, agentes o trabajadoras sociales no pierdan en calidad.

Por último agradecer que, por fin, se incorpore la palabra feminicidio como forma singular de asesinato, entendido como el asesinato de mujeres por hombres, tal y como se viene usando internacionalmente, y que ayudará a la hora de entender la magnitud del problema y la diversidad de sus formas.

El Área de Salud, Seguridad y Emergencia ha recogido un guante lanzado desde el feminismo para afrontar las violencias machistas sin revictimizar y con dignidad.

Nosotras, mientras tanto, seguiremos trabajando para lograr un Madrid feminista